El Restaurante Goterón me prohíbe la entrada ~ 100x100 CARLOS

Con mis servicios su marca recibe un impulso extra, pregunte sin compromiso.

MARKETING Y COMUNICACIÓN

MARKETING Y COMUNICACIÓN

jueves, 31 de agosto de 2017

El Restaurante Goterón me prohíbe la entrada



Al ver el titular algunos pensarán que este artículo es fruto de una pataleta, pero no, simplemente sucede y para el que pueda estar interesado, explico aquí la situación.

Yo antes era mecánico a bordo de trenes de alta velocidad y larga distancia, pese lo diga yo, uno de los mejores en el material de CAF S/120 (ATPRD)  S/120.50 (AVGL) S/121 (AVR), así como de media distancia 449 y cercanías Civia.

Debido a la inestabilidad política de este país, decidí montar un humilde negocio de marketing digital, y por aquel entonces, amigos y conocidos me dejaban cuidar de sus marcas a cambio de favores.

En el caso del Restaurante Goterón tengo que decir, que desde antes de que se abriera estuve con ellos, vi todo el proceso, y doy fé del buen hacer de su gerente Juan Pablo Suárez Moratalla.

Pero como todo en la vida las cosas cambian, su primer socio se va de la sociedad y su parte fué comprada por la cocinera, Aydee Quintero Burgos, quien de forma unilateral me prohíbe el acceso a su Restaurante.


Esta mujer quizá por estrés, quizás por que no la caigo bien, nunca me dejo ejercer mi trabajo, a pesar que delante tuya confiesa reconocer que aprecia tu trabajo y que es justo pagar por ello.

Si bien antes, cuando empezó no tenia mando para impedirme la entrada, yo siempre procuré molestar lo menos posible para hacer las fotos, cuando pude llevar a alguien para que conozca la casa, lo hice, y sólo les pedía que me guardarán 1 plato del menú diario, para no tener que cocinar yo en casa.

Una vez dejé el tren, ya tuve problemas para que me contratasen formalmente, si bien es cierto que fué mi primer cliente, en principio un cuidado integral bonificado a cambio de esa comida.

(R.R.S.S. respuesta de opiniones, maps, ect) hubo que comunicar a todo Internet que el lugar cambio de dueño, para ello elaboraba unos menús con un toque artístico, mostrando un plato real que el cliente podría degustar y con enlace al blog del restaurante, con artículo sobre el plato destacado del día. Blog por cierto que suma de media 150 visitas al día, (sin adwords ni nada), siendo la capacidad del lugar 40 comensales, más la terraza.


Como dato, tengo que decir que cambian de camareros demasiado, de media creo que llevan 1 camarero nuevo cada 3 meses, lo que no me parece normal, cierto es que se trabaja mucho y duro, también es cierto que no me hacían caso cuando les aconsejaba subir el menú, que lo subieron a 11€, pero por necesidad, no por mi recomendación (subir de 10€ a 12€), desde que aprecié el flujo de altas propinas, observé que la mayoría de los clientes sentían que pagaban poco por el servicio, pero claro yo no soy Karlos Arguiñano ¿No?

Lo que quizás provoca demasiada presión para una caldera tan pequeña, quizá es la única forma de tener beneficios allí, la decisión siempre es del empresario, pero si no me haces caso...

¿Por qué me pagas?


Si veía algo realmente sucio y les sugería que no lo vean los clientes, se me ponían de uñas, eso sí cuando no encontraban camarero ahí estaba yo para seguir dando golpes de caja, a pesar de no ser un profesional conmigo dieron 70 menús, creo que el récord lo tienen en 93!!

Me llegaron a decir que sólo me pagaban por colgar el menú en Facebook, lo que cuanto menos ofende, pues de 265€ que debían pagar, sólo pagaban 100€ y encima con las sobras, que sólo me daban judías o lentejas, ya justificaban los otros 165€, tan harto acabé, que ya no preguntaba si me guardaban algo, ahí comen bien todos... todos menos yo, y eso es responsabilidad de la cocinera.

Entonces como en los negocios no sirve la amistad, el gerente se debe al negocio y lidia con todo como mejor puede, pero yo no tengo por que aguantar faltas de respeto continuadas, por parte de una persona que, me atrevo a tildar de...

 RACISTA DE ESPAÑOLES

 Pues no encuentro otro motivo para justificar este comportamiento.

Cuando tu soci@ no sirve nada más que para cocinar, y eso al final lo hace cualquiera... Sin duda ninguna el éxito de este Restaurante se debe a la buena gestión de su gerente, una gran persona y me atrevería a decir que gran amigo, aunque ante su socia no me hizo valer.

A pesar de haber cuidado todo, (cartas en 3 idiomas descargables con carta de vinos, blog, carteles, menús, vídeos, fotos) la jefa de cocina me impide la entrada.

Ahora me acuerdo de ese episodio de pesadilla en la cocina donde Chicote preguntaba por el comunity manager, que gracioso.

A pesar de regalarles el blog y cancelar el contrato por que no quería perder mi amistad con el gerente, felicidades Aydee ya lo has conseguido, no volveré por allí.


Moraleja, no regales tu trabajo, no lo valora nadie.